viernes, 15 de abril de 2016

EXPLOTACIÓN SEXUAL



¿Conoces a transgéneros que sufran de explotación sexual?

Sí, sobre todo a algunas que las he visto trabajar en en el Barrio “La Mariscal” de la ciudad de Quito.
Algunas de las transgénero combinan el trabajo sexual y se esclavizan ante los "brujos" expendedores de droga.

Lo que me sorprendió es que una vez que fui a la cárcel a visitar a un grupo de ellas, vino
otra transgénero, "activista" de un grupo trans, que se sorprendió al vernos allí, pero era la misma expendedora de droga. Ella les iba a dejar droga en la cárcel.

Informante 3.

Algunos varones se involucran emocionalmente con las transgéneros, para prostituirlas y bajo coacción física quitarles todo lo que ganan. Cuando una transgénero busca ayuda policial, siempre pierde, los agentes del orden público creen en la versión del varón que se presenta muy masculino, serio y respetuoso. Ante la ley, el rufián cambia la versión de los hechos y acusa a la transgénero de acoso sexual, robo y otros delitos.

La transgénero es la única perdedora, el proxeneta sale campante y en busca de una nueva víctima.

Informante 4

Hay transgéneros que padecen de la explotación sexual de sus parejas, que por lo general son individuos procedentes de agrupaciones delictivas, la violencia de estos sujetos se manifiesta en golpizas, apuñalamientos e inclusive asesinatos, los perpetradores de estos actos, rara vez son juzgados por la justicia. La explotación sexual conduce a las transgéneros a la degradación e insalubridad. Las que trabajan en servicio sexual utilizan para su faena preferentemente las horas de la noche y de la madrugada.

Informante 5

Las transgéneros que viven de la prostitución callejera son víctimas de asaltos sexuales, robos, golpizas, chantaje, arrestos ilegales, burlas e insultos. Muchas transgéneros que ofrecen servicio sexual son culpadas de los actos de violencia del los cuales han sido víctimas, algunos clientes luego de haber recibido el servicio sexual, deciden golpear a la transgénero y robarle todo su dinero, no conformes con ello, llaman a la policía y con actitudes de víctima manipulan la información de tal forma que la policía si es que no arresta a la transgénero, le pide una amplia suma de dinero para no hacerlo.

Antes de la despenalización de la homosexualidad, en la ciudad de Quito, las transgéneros eran encarceladas únicamente “por visibilizarse”. En el Centro de Detención Provisional, reclusorio ubicado dentro del ex Penal “García Moreno”, muchas internas fueron torturadas y violadas por delincuentes de peligrosidad extrema, hasta el momento nadie ha resarcido a las víctimas por el daño provocado. En esa época algunos miembros de la Policía Nacional se habían especializado en chantajear a las transgéneros, las que no lograban sobornarlos con fuertes cantidades de dinero, terminaban encerradas en el temible reclusorio.

En el Centro Histórico de Quito, varias mujeres indígenas que laboraban como vendedoras de golosinas, protegieron a las transgéneros de la violencia policial, escondiéndolas en sótanos o envolviéndolas con sus chalinas. Las madres de familia siempre realizan actos heroicos, colocándose valientemente en el lugar de otras.

Informante 6

Muchas trabajadoras sexuales transgéneros aseguran utilizar drogas, marihuana y alcohol para poder realizar su trabajo. Las transgéneros que necesitan dinero de urgencia para su sustento, aceptan de sus clientes prácticas sexuales suicidas e iguales a “jugar la ruleta rusa”. En este tipo de prostitución se juega con la muerte todos los días, cada vez que una transgénero sale a trabajar en las calles, deja una nota de despedida, pues tiene la probabilidad de perder la vida en la faena.

Informante 8

La violencia contra las transgéneros que se prostituyen proviene de la policía, de la delincuencia común, de moradores indignados por su presencia en la vecindad, de los clientes, de sus parejas, de otras transgéneros que disputan y compiten por la clientela. Si una persona obliga a otra a prostituirse que le caiga todo el peso de la ley, pero si una persona libremente desea prostituirse que lo haga sujeta a la ley, sin afectar los derechos de los demás y sin denigrarse ni convertirse en una fuente de transmisión de enfermedades letales.

Informante 9

Hay transgéneros que son víctimas de la explotación sexual, estas han sufrido violaciones sexuales que les han dejado graves secuelas en su salud. Este delito cometido contra las transgéneros es la ruta para contraer enfermedades mortales e invalidantes

Informante 10

Muchas transgéneros son víctimas de la explotación sexual, sobre todo las más jóvenes e inexpertas, esta calamidad incrementa su vergüenza, por esta razón, paradójicamente niegan categóricamente la violencia que reciben. Muchas han huido del país para preservar sus vidas, las que viven en Europa sufren en menor grado de explotación sexual que aquellas que han decidido quedarse en el país.

Informante 11



No hay comentarios.:

Publicar un comentario