lunes, 18 de abril de 2016

DIFÍCIL ACCESO A OPORTUNIDADES DE TRABAJO Y SERVICIOS DE SALUD



¿Qué difícil o fácil es para las transgéneros acceder a los servicios de salud o al trabajo?

A servicios de salud se accede, pero los mismos no son en su mayoría ni cálidos ni de calidad, continúa el irrespeto de alguna manera a lo diverso. En cuanto al acceso a un puesto de empleo, esta acción es en la gran mayoría de los casos una quimera.



Informante 1


No existen médicos especializado en personas transgénero. Una trangénero no puede ingresar a una empresa en busca de una entrevista de trabajo, pues los conserjes y otros miembros de seguridad de la empresa les prohíben la entrada por orden superior.

Informante 4

Para las transgéneros es muy difícil, el acceso a los servicios de salud y prácticamente imposible al trabajo. Para ellas es más fácil el autoempleo en oficios como peluquería, costura, esoterismo o cocina, para ellas es imposible insertarse en el mercado laboral como empleadas. En la sección de recursos humanos (de las empresas) son rechazadas solo con verlas. Por otra parte, las profesiones más estructuradas y menos flexibles como las ingenierías, tecnologías o ciencias exactas son más repelentes con las transgéneros.

Informante 5

El personal de las clínicas privadas y hospitales públicos generalmente se niegan a atender a las necesidades de las transgéneros. Para las que tienen estudios secundarios o superiores conseguir trabajo en una institución pública o privada es misión imposible, aunque han presentado centenares de hojas de vida en varias instituciones, nunca reciben una llamada de respuesta.

Muchas transgéneros han permanecido hasta dos años buscando trabajo, al final terminan en la prostitución, aquí el trabajo surge espontáneamente.

Informante 6

En los centros de salud las miran con repugnancia, como si fueran podredumbre. Las transgéneros son excluidas del mercado laboral debido a sus carecías de nivel educativo y a la discriminación social. Las que se visibilizan a edad más adulta, logran completar sus estudios secundarios e inclusive universitarios, sin embargo al momento de buscar empleo son frecuentemente discriminadas sobre la base de su identidad sexual y expresión de género, es decir se las rechaza por ser transgénero. La exclusión laboral crónica no solo reproduce la pobreza sino también fenómenos sociales asociados a esta situación, como delincuencia, adicciones y más rechazo, social. Las personas solo se fijan en los aspectos negativos de las mujeres transgénero, no ven en ellas a seres humanos con sentimientos y buenas intenciones.

Informante 7

Las personas percibidas como transgénero son discriminadas en una amplia gama de áreas, incluyendo la educación, los servicio de salud, el empleo y la vivienda. Las instituciones educativas y las empresas productivas de nuestro país no disimulan su enorme resistencia a la aceptación de la diversidad y complejidad de las relaciones humanas.

La mayor parte de nuestra sociedad, imputa a las mujeres transgénero por su identidad sexual y no les conceden ninguna oportunidad para réplicas. Personas machistas y sexistas, adoptando la autoridad de un juez, les exigen ofensivamente modificar su apariencia y actuar como varones heterosexuales. En el ideario social aún no se concibe la definición de diversidad sexual.

Informante 8

Las transgéneros como todos los seres humanos necesitan seguro médico y protección laboral. Los dentistas las reciben solo en horarios fuera de consulta, por temor a que se les vaya la clientela. Hay médicos que solo con verlas ya se ponen molestos y les dicen que no hay cupos de atención médica. En hospitales públicos, los guardias las reciben burlonamente y todo el personal se aleja de ellas sigilosamente.

Las transgéneros que trabajan como cocineras laboran todos los días de la semana, sin un día de descanso. En la selección del trabajo es en donde empieza la discriminación. Las que han conseguido empleo sufren de acoso moral y sexual, de movilizaciones funcionales descendentes no justificadas, siempre se les asigna el trabajo más peligroso y difícil.

En algunas empresas apenas ven signos de afeminamiento en los varones, buscan involucrarlos en problemas, hasta que consiguen despedirlos, todo por precautelar la honra de los trabajadores.

La variedad de género es atemorizante para todas las personas, para mucha gente hablar de la diversidad sexual es como recibir una propuesta escabrosa, como si el diálogo estuviera orientado a consumar una relación sexual.

Hay personas que encubren sus represiones sexuales, denigrando públicamente a los homosexuales y a las transgéneros, estos individuos son los más feroces al momento de sancionar la diversidad sexual.

Informante 9

A las transgéneros les hace falta servicios de salud, educación, una vivienda digna en donde no sean consideradas vecinas indeseables. Sin recursos económicos, la educación en un bien inalcanzable, una quimera. No existen servicios de salud que atiendan a las transgéneros en sus necesidades de tratamiento hormonal, atención sicológica e intervención quirúrgica.

Informante 10

En algunos centros de salud las rechazan con cualquier pretexto. La oportunidad laboral empieza con la educación, si no hay acceso a la educación, tampoco hay acceso al trabajo.

Las transgéneros que tienen estudios universitarios, han fracasado en todos los intentos de conseguir un trabajo afín a su carrera, lo único que logran es la mirada socarrona o la mirada colérica de los directores de trabajo. Con la legislación actual es muy difícil cedularse en el Registro Civil, a las personas con cambios de fisonomía radical, los funcionarios públicos no les entregan el documento de identificación, esta situación las convierte en indocumentadas y apátridas. Sin los documentos en regla nadie puede acceder a los servicios de educación y salud.

Informante 11


No hay comentarios.:

Publicar un comentario